Páginas vistas en total

jueves, 8 de marzo de 2012

DIGNIDAD

Todavía no tengo claro si pesa más la dignidad o la ausencia de esta.

sábado, 4 de febrero de 2012

Reflejos

Tal vez solo sean reflejos,
quizás no seas tú quién cruza la avenida,
a lo mejor ya no es tu risa la que me abraza,
a lo mejor, ¿que se yo?, tan solo sean reflejos.
Yo me quedaré sentado un silencio más aquí,
sentado en el banco en el que te besé por última vez,
esperando que llegues y tus pequeños pies aparten las hojas otoñales,
recordando aquel labio inferior capaz de detener el mundo, de hacerme invencible, infinito.
Tal vez solo sean reflejos de un tiempo, como todos, inacabado,
idealizado, abandonado, lejano.

viernes, 11 de noviembre de 2011

Pájaros

Me lo dijeron los pájaros de la ventana
me avisaron, me anunciaron tu marcha por adelantado
Me lo decían mientras nos espiaban cuando nos rozábamos
y ahora, con razón se ríen, se descojonan
¿Quién coño dijo que los pájaros no sonreían?

lunes, 29 de agosto de 2011

sábado, 18 de junio de 2011

Re


Re-inventarse
Re-construir
Re-velarse
Re-plantearse
Re-vitalizar
Re-volución

martes, 26 de abril de 2011

Todavía

Hoy he visto una fotografía de cuando era niño
y todavía era capaz de sostener un tigre entre mis brazos
todavía quedaba tiempo para encontrar la salida del laberinto del minotauro
y tiempo para recorrer el mapa de tu piel
y detener mi imaginación en las laderas ocultas tras tu camisa
Hoy he visto una fotografía de cuando era niño
y era una estrella que ardía más allá de Orión
y era el río de agua dulce y clara
y era un tango, y era poesía por inventar
y era más yo que ahora
y era revoluciones que acababan en verdad
Hoy he visto una fotografía de cuando era niño
y era amigo de Spiderman y Hulk
y viajaba entre dragones y mazmorras
y conocía a Ulises
y jugaba con Mazinguer z
y aún estaban todos y no faltaba casi nadie

martes, 1 de marzo de 2011

Allí donde yo nací


Nací, viví y crecí en un barrio. En un barrio con olor a salitre y alma laboral, de puertas abiertas, reconocible, con identidad propia, con pasado, con memoria, con alma de pueblo. Un barrio donde lo racional esta de paso, donde adornamos la derrota, donde le hacemos un hueco al olvido e invitamos a pan y vino a las penas. Un barrio donde lo litúrgico lo hacemos fiesta y lo sacro pierde dramatismo, donde el ateo besa a la virgen y el cristo la saca a bailar. Donde la elegancia la disfrazamos con pijama, y a la delicadeza la enseñamos a trasnochar. Un barrio donde el grito se convierte en poesía y el lamento se hace en verso. Un barrio que crecido en el esfuerzo no quiere verse, ni puede, ni debe olvidar.